Filtro y DPF

Eficacia y seguridad demostradas
Sin costosos desmontajes
Más de 250 000 veces probada con éxito
Tecnología de limpieza DPF patentada

Un filtro de partículas diesel sobrecargado es caro.

Cambiarlo cuesta mucho dinero. Un nuevo DPF puede costar 2000 USD y 3000 USD en automóviles y hasta más de 6000 USD en vehículos de carga.
La sustitución también implica una visita larga al taller y, posiblemente, un costoso vehículo de sustitución.

La solución TUNAP: limpieza sin desmontaje

  • Satisfacción del cliente
  • El DPF vuelve a estar en funcionamiento rápidamente
  • Nuestra solución cuenta con la aprobación técnica de los principales fabricantes
  • Enorme ahorro de costes
  • Medidas preventivas que mantienen a sus clientes en movimiento a largo plazo
  • Probado más de un cuarto de millón de veces

Limpiador para filtro de partículas diésel TUNAP

microflex® 931 y 932

El juego de limpieza para filtros de partículas diésel (DPF) consta de un líquido de limpieza no inflamable y sin metales y una solución de aclarado. El proceso desarrollado y patentado por las funciones TUNAP no conlleva el engorroso desmontaje del DPF.

  • Limpieza sin desmontar el filtro de partículas
  • No inflamable
  • Formulación neutra sin cenizas ni metales
  • Evaporación sin residuos
  • Compatibilidad del material

Limpieza del sistema de combustible - Comparativa

ANTES

DESPUÉS

Antes

¿Se enciende el testigo electrónico, el vehículo deja de recibir alimentación y consume demasiado combustible? El filtro de partículas diésel solo tiene capacidad limitada para almacenar partículas. A partir de una cierta cantidad de hollín, las partículas de hollín deben quemarse, en un proceso de regeneración para convertirse en CO₂ y cenizas. Hay diferentes motivos que pueden hacer que el proceso de regeneración no se inicie y, en consecuencia, el DPF se obstruya con partículas de hollín.

Limpieza

Retire el sensor de presión o desconecte el filtro del tubo de escape e instale la sonda de pulverización en la abertura realizada; la dirección de pulverización debe ser hacia el filtro de partículas. Purgue el filtro de partículas después de limpiarlo con concentrado de limpieza. Vuelva a instalar el sensor de presión o monte el filtro en el tubo de escape y deje que el motor funcione a diferentes velocidades durante aproximadamente 15 minutos. Al final, realice una prueba de conducción de al menos 30 minutos e inicie la regeneración del filtro manualmente utilizando el comprobador, si es necesario.

Después

TUNAP es el primer fabricante que ha desarrollado un sistema de limpieza de filtros de partículas patentado con el que los filtros de partículas obstruidos se pueden limpiar estando instalados, de una forma rápida, sencilla y mucho más económica que teniendo que sustituirlos.